En el año electoral, los subsidios ya suben un 40%

10929915_901776116529301_8076878792777623529_n

Por Ismael Bermúdez. Las principales alzas se registraron en colectivos, trenes y las transferencias a Aerolíneas Argentinas. Los subsidios económicos del Gobierno vienen en alza hace tiempo y el año electoral no será una excepción. En los dos primeros meses de 2015 sumaron $ 29.290 millones, un 40% más que en igual periodo de 2014, de acuerdo a los datos difundidos por ASAP (Asociación Argentina de Presupuesto), en base a las cifras del Ministerio de Economía.

Así, el incremento de los subsidios del Estado más que duplicó en términos reales a la inflación oficial: superó por 22 puntos al IPCNu, que reportó un alza del 18% anual a febrero. También sobrepasó en casi 10 puntos a las mediciones alternativas de inflación.

Si se desagregan las cifras, el resultado es más negativo porque los subsidios para financiar los gastos corrientes aumentaron el 44%, mientras para los gastos de capital (inversiones) crecieron apenas un 4%. Esto significa que, en términos reales, el financiamiento para las inversiones fue negativo.

De los $ 29.290 millones, el grueso fueron las asignaciones para el sector energético, que recibió transferencias corrientes por $ 18.190 millones, un 31% más, señala el informe de ASAP, que destaca “que cerca del 85% de los subsidios energéticos se concentran en sólo dos empresas, Cammesa ($11.282 millones) y ENARSA ($ 4.000 millones), que entre otros fines tienen a su cargo el subsidio a la generación eléctrica y la compra de combustible importado (gas) para el mercado interno”.

ASAP agrega que “es probable que la relativa contención del gasto en subsidios energéticos obedezca a la caída del precio internacional del crudo que tuvo lugar en los últimos meses de 2014”. De todas maneras, días pasados el Gobierno amplió los subsidios eléctricos con retroactividad al 1 de febrero, movimiento que no está contabilizado aún en estas cuentas.

Le siguieron luego las asignaciones al transporte, con $ 7.660 millones, “un 80% más que en dos meses de 2014”. Estos subsidios abarcan el transporte automotor por las compensaciones a colectivos y micros de media y larga distancia, que recibió un 94% más, y el transporte ferroviario (+51%). También días pasados se aprobó una ampliación de los subsidios al transporte automotor.

En la lista aparecen también “las transferencias al transporte aerocomercial ($ 836 millones, con una suba de 90%), concentradas en Aerolíneas Argentinas”, dice ASAP. Y “con una incidencia mucho menor, aunque con renovado impulso” hay mayores subsidios para AySA, Radio y Televisión Argentina y Correo Argentino.

Estos números explican en gran parte el deterioro de las cuentas públicas. ASAP explica que “a diferencia del comportamiento característico del primer bimestre de cada año, cuando suelen verificarse superávits financieros significativos, en 2015 hubo un superávit financiero de $ 1.000 millones, unos $ 11.000 millones menos que el obtenido a febrero de 2014”. De aquí que, en 2015, el déficit fiscal superaría el rojo récord de 2014, cuando alcanzó casi 5% del PBI

(CLARIN.COM)

transporte

Tapa del cronista del día 24/03/15.

Un extracto de otra nota que habla de los fondos destinados al transporte

Transporte

Por su parte, el sector del transporte demandó en el bimestre $ 7.660 millones, canalizadas en su mayor parte en el rubro automotor, que recibió un 94% más de fondos que entre enero y febrero del año pasado ($ 4.659 millones). Un 84% de este monto se canalizó en el Fondo Fiduciario del Sistema de Infraestructura del Transporte, que tiene a su cargo las compensaciones a colectivos y micros de media y larga distancia.

A su vez, el sector ferroviario recibió $ 2.164 millones (+51% interanual), que se distribuyen a través de dos empresas públicas: la Administradora de RRHH Ferroviarios y Operador Ferroviario S.E.. Estas firmas tienen a su cargo los gastos en personal de cinco de las siete líneas de trenes y las transferencias a las nuevas empresas concesionarias de las mismas cinco líneas. Por último, se destacan las transferencias al transporte aerocomercial, concentradas en Aerolíneas Argentinas. En el bimestre, la aerolínea de bandera recibió $ 836 millones, que representan un 90% más que el año pasado.

Con una incidencia mucho menor, aunque con renovado impulso, las empresas públicas no vinculadas con los sectores energético y del transporte demandaron giros por algo más de $ 1.000 millones (+68% interanual), que se destinaron básicamente a AySA; Radio y Televisión Argentina S.E; y Correo Argentino.
De los $ 29.290 millones de subsidios totales girados en el bimestre, la mayoría se destinó a gastos corrientes. Para erogaciones de capital, sólo se transfirieron $ 2.157 millones, apenas un 4% más que el año pasado.

(CRONISTA.COM)

Anuncios

Comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s