¿Hambre para hoy y pan para mañana?

ECONOMIA2014

Por Manuel La Rosa* para A360 Grados. Ya arrancando el último mes del primer trimestre del año, habiendo pasado las agitadas jornadas devaluatorias del mes de enero donde todas las expectativas parecieron irse hacia al costado negativo, hoy nos encontramos con un escenario bastante más calmado. Este nuevo escenario nos encuentra con un tipo de cambio oficial cercano a los $ 8, planchado hace ya varias semanas;  un nuevo índice de precios bastante más confiable que el anterior que arrojó una inflación -altísima- de 3,7% en enero. Un aumento de las tasas de intereses donde la misma se duplicó llegando al 30% anual.

Y finalmente el Gobierno anda mencionado un recorte de subsidios que mitigaría el déficit fiscal -en el 2013 rondó el 5% del PBI- y de paso reducir la emisión monetaria. Pareciera estar creando un puente para llegar al período donde se producirá la entrada de agro dólares de la cosecha. Este puente consistiría en una devaluación para incentivar las exportaciones y desincentivar las importaciones, una suba de las tasas de interés para incentivar a la gente para que se quede en pesos y frenar la corrida al dólar paralelo que fue complementado con una apertura reducida del cepo cambiario para permitir así el atesoramiento de la moneda norteamericana. También hubo una importante medida del BCRA, en la cual obligó a los bancos a reducir su patrimonio en dólares. Inundó la plaza de dólares haciendo que el precio del mismo baje hasta 8 y se mantenga ahí. Se calcula que el monto vendido fue de U$S 6.000 millones. El objetivo de este plan sería poder aguantar el nuevo tipo de cambio para evitar una nueva devaluación, también está el hecho de que el gobierno está buscando solucionar el problema en el frente externo. Estos preparativos ya se veían venir desde el año pasado pero ya empezamos a ver las medidas concretas. Se formuló el nuevo IPCNU para cumplir con el artículo número 4 del Fondo Monetario Internacional, se concretó el acuerdo con Repsol y algunos juicios pendientes en el CIADI. Y por último, se estaría avanzando en solucionar los temas del Club de París y los fondos buitres. El objetivo de esto sería poder volver a los mercados internacionales y así encontrar financiamiento para engrosar el nivel de reservas del Banco Central que vienen bajando hace ya varios años y de paso, conseguir los fondos para hacer las inversiones en infraestructura que el país tanto necesita.

En mi opinión, el principal problema que traerá este paquete de medidas que en gran parte pertenecen a la ortodoxia económica que el gobierno tanto criticó, es la recesión a la que inducen. La devaluación disparó la inflación por expectativas y costos, esta última bastante difícil de controlar ya que Argentina es muy dependiente de las importaciones para poder mantener el nivel de actividad económica. El mayor precio de las mismas, al no poder ser reemplazadas por insumos nacionales, será trasladado a precios. El aumento de las tasas de interés incrementará el precio del crédito por lo que las inversiones que realizan la empresas será afectado y obligará a las mismas a buscar otros métodos de financiamiento. Aparte de la caída de la inversión, también golpeará al consumo para el público en general, las consecuencias ya se están viendo con la desaparición de las 12 cuotas sin interés.

En conclusión, el año 2014 nos va a traer más inflación y una caída del nivel de actividad. Si el gobierno logra cumplir con su plan y mantener la macro estable ganará tiempo muy valioso para poder encontrar la solución a problemas más de fondo, como es la inflación y el tema energético. La clave del éxito será que logré recuperar la confianza y revertir con buenos incentivos las expectativas de los agentes económicos. Por ejemplo hacer que se venda toda la cosecha y no se retenga. También hay que tener en cuenta que, aunque se logre mantener el tipo de cambio a 8 pesos, con la inflación este mismo volverá a quedar atrasado, volvería al mismo punto de partida . Las expectativas para el 2014 son malas pero todo indica que será un año para ajustarse y acomodarse para luego volver a crecer desde el 2015 en adelante. Por lo que mis expectativas para el mediano plazo siguen siendo positivas mientras se mantenga el buen contexto internacional.

* Estudiante para Contador Público en la Universidad de Buenos Aires.

09/03/2014

Anuncios

Un Comentario

Comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s