Crisis y contradicciones

RISAS Y AJUSTE Sonrisas y ajuste. De un lado, Axel Kicillof y Jorge Capitanich a las carcajadas ante las preguntas del periodismo. Del otro, un gobernador K anunciando despidos a través de un video colgado en YouTube.

Por Diego Acevedo

Relato en crisis. El kirchnerismo tiene una característica particular: todo lo que dice se le termina volviendo en contra, una especie de búmeran político que los castiga. En 2010 el filósofo Ricardo Foster se burló de la crisis energética y de un dólar a diez pesos, fue en el programa oficialista “6, 7, 8” que se emite en la TV Pública: “Es parte de la construcción del infierno. Ciertos medios construyen un relato que es una suerte de apocalipsis consumado: no va a haber luz, no va a haber gas, nos van a matar en las calles, la Argentina va a estallar, el dólar va a estar a $10, nos vamos a hundir frente al próximo cataclismo”, dijo frente al público.

Diciembre estuvo cargado de conflictos como la rebelión policial y los saqueos que dejaron un tendal de muertos –once en total, aunque las cifras varían- en el territorio argentino. El caos y la anarquía reinaron en esos días, a Cristina no pareció importarle mucho porque los festejos por los 30 años de Democracia no se interrumpieron a pesar del clima tenso que se respiraba en el país. El contraste fue impresionante; mientras la Presidenta bailaba en el escenario al ritmo de la música y el “caceroleo”, el pueblo tucumano estaba siendo reprimido por las fuerzas policiales que antes se habían rebelado contra la autoridad oficial y habían dejado la zona libre para los saqueos.

Eso no fue todo lo que pasó en el país, el fin de año también estuvo marcado por cortes de luz –siguieron durante el mes de enero- y protestas que marcaban la ausencia del Estado y las empresas en la resolución del conflicto energético, los generadores de energía fueron los protagonistas indiscutidos de la noche oscura -eso sí, aquel que podía darse el lujo de comprarlo- para escapar de la crisis. La recuperación del Estado -una bandera que los K levantan siempre- fue contrastada por los cortes recurrentes de luz, en 2012 también hubo cortes y en ese entonces De Vido dijo que alguien había “bajado” la palanca. Los ciudadanos tuvieron que recurrir a privados para solucionar el problema. Esto desnudó la falta de regulación por parte del Estado a las empresas privatizadas en la década del ’90 -Edesur y Edenor- y la ineficiencia en el suministro de los servicios públicos. El propio Estado dejó a su suerte a los ciudadanos y estos tuvieron que buscar soluciones en el mercado, algo propio del liberalismo que el kirchnerismo dice combatir constantemente en sus discursos. La bandera de la recuperación del Estado se encuentra a media asta, no en lo alto.

El 2014 comenzó con más contradicciones. Vengo devaluando la moneda nacional y popular. Cristina Kirchner y Axel Kicillof juraron que no iban a devaluar:

“Los que pretendan ganar plata a costa de devaluaciones, deberán esperar a otro gobierno”.

“No vamos a hacer nada que genere bruscos cambios en la economía”.

Fueron los dichos de la Presidenta y el flamante ministro de Economía respectivamente. Dichos que quedaron en el olvido cuando el dólar llegó a los ocho pesos en pocos días. La devaluación acumulada llegó al 63%, una de las más alta y superaron ampliamente a la inflación registrada en 2013 (10,9% para el Indec, y 28,4% según inflación Congreso). No se entiende semejante devaluación si no existe una carrera ascendente en los precios de la economía, la inflación es negada desde el discurso oficial que solo atina a hablar de variación de precios, reacomodamiento o dispersión para minimizar el problema. Tampoco se entiende por qué lanzaron un programa de “Precios Cuidados” si los salarios crecen por arriba de la inflación oficial. ¿Por qué devaluaron a ese ritmo?, ¿será que la inflación real es otra y no la que marca oficialmente el Indec?. La devaluación siguió mostrando la contradicción permanente que tiene el kirchnerismo, acusaron al CEO de Shell de fogonear la devaluación del peso pero en simultaneo Débora Giorgi había asegurado que el dólar a $ 8 era excelente para la industria y Capitanich dijo que se había alcanzado un precio de convergencia: “El precio del dólar alcanzó un nivel de convergencia aceptable”.

Axel Kicillof, también tuvo sus traspiés en público:

“Es un deslizamiento monetario”, llamó así a la devaluación acelerada de la moneda.

“Ahora dicen que se va a ir a precios”, en referencia a la suba del dólar y también dijo que no tendría por qué impactar la devaluación en los precios.

“El mecanismo tendrá un sesgo hacia los que menos tienen, la medida va a impedir que los dólares se los lleven quienes más tienen”, en referencia a la compra de dólares cuando se anunció la flexibilización del cepo cambiario. Se necesitan dos sueldos mínimos, 7.200 pesos en total.

El tema de la devaluación es recurrente en el kirchnerismo, antes de las elecciones legislativas los economistas K criticaban a los que pedían devaluar la moneda. Como fue en el caso del economista del PRO, Federico Sturzenegger, que propuso devaluar un 40% el peso. También apuntaron al massismo de propiciarla, fue en un spot al mejor estilo yanqui: “Congelan los salarios y luego devalúan. Devaluación, devaluación…”, decía la canción. Al final, el Gobierno fue el que terminó devaluando. Ahora se habla de los beneficios de la devaluación cuando siempre se la criticó por ser un ajuste a los trabajadores. Es contradictorio porque en la década ganada depreciaron sistemáticamente la moneda como única variable de ajuste y no hicieron nada en profundidad con el tema de la inflación, solo falsearon las estadísticas. El dólar pasó de $ 2,87 a $ 8,00. Ahora tuvo una baja apenas de 10 centavos, es transitoria y se debe al que el BCRA -mediante una normativa- pidió a las entidades bancarias que se desprendan de sus dólares.

Repasemos algunas de las contradicciones que envuelven al kirchnerismo

Corporaciones y concentración económica: El relato oficial habla de un gobierno que combate a monopolios y corporaciones, pero Néstor y Cristina tuvieron numerosos aliados corporativos durante esta década como Franco Macri, Barrick Gold, Clarín, Monsanto, Chevron  y Cristóbal López, apodado el “zar del juego”, entre otros. Algunos se pelearon y dejaron de ser socios del modelo. La concentración económica en Argentina no se detuvo, superó con creces a la década menemista.

Derechos Humanos: Después del gobierno de De la Ruá, el gobierno de los Kirchner es el que tiene más víctimas -treinta y tres en total- por represión a la protesta social. El año pasado Cristina ascendió a un general cuestionado por su pasado durante la dictadura, hizo oídos sordos a las críticas del CELS que impugnaba el ascenso del General César Milani. El Proyecto X también sacude el discurso progresista.

Desendeudamiento: Endeudarse era como volver a los noventa y al ajuste para el oficialismo, de hecho Cristina se encargaba de recordarlo recurrentemente en sus discursos. Ya se reactivaron las discusiones por la deuda con el Club de París y las negociaciones con el FMI por el nuevo IPC. Kicillof salió a pedir ayuda a los bancos extranjeros por el tema del dólar, fue en busca de fondos fresco para mermar la caída en las reservas. Aproximadamente unos 3.000 millones de dólares se fueron en lo que va del año.

Cepo al dólar: Flexibilizaron el cepo cambiario -aunque siempre se lo negó públicamente- para permitir la compra de dólares. Capitanich trató de “avaros” a los ahorristas, aunque después se desdijo.

Las contradicciones ocurren en medio de un dólar que se ha disparado, sangría de reservas, aumentos de precios y mal humor social. Medidas que reflejan la poca confianza transmite el Gobierno para sortear la crisis del dólar. La última devaluación se ha vuelto muy impopular en los sectores menores recursos ya que destinan la mayor parte de sus ingresos a la compra de a productos de primera necesidad, como son los alimentos. El dólar no existe ahí pero su cotización tiene gran impacto en la economía argentina.

Cristina apareció en un acto público y llamó a la población a romper piquetes y cortes de calle contra los que son “muy” de izquierda. Al mejor estilo de la Liga Patriótica que rompía huelgas y barricadas imponiendo el patrioterismo a los que protestaban contra patrones o el gobierno en tiempos de conservadores y radicales. “Armen un partido y ganen elecciones”, es lo que siempre decía la mandataria y sus simpatizantes antes las críticas. Bueno, Sergio Massa armó el Frente Renovador y ganó en el territorio bonaerense, un bastión de los K que le fue arrebatado con los votos. Intolerancia a la crítica. Los kirchneristas se autodenominan la patria, y, solo ellos son los que tiene la resolución de los problemas que aquejan a la Argentina, los demás no. Ni la oposición, ni sus críticos. Si uno no posee un proyecto “superador” debería quedarse callado como mínimo.

La década ganada terminó con saqueos, revueltas policiales, cortes de luz y devaluación la moneda, toda una paradoja. Los mismos que nos hablaron de esa década “ganada” nos dicen como salir de la crisis del dólar (que nunca existió). El kirchnerismo pasó del vamos por todo a la nada misma. El efecto búmeran los castiga y les hace perder votantes, ni hablar de los aliados políticos. Es cierto que existen presiones de grupos económicos y financieros pero atribuir sólo eso a la falla de un modelo general -siempre se habla de las virtudes y no de sus falencias, generalmente la culpa es de afuera- es sinceramente pecar de ingenuo y no reconocer errores propios que tiene la gestión. El modelo de matriz diversificada con inclusión social se ha agotado y no se ven reemplazos a la vista. Es seguro que cambiará de nuevo el modelo económico, como viene sucediendo constantemente en Argentina. Habrá ver qué dirección toma.

06/02/2014

diegoacevedo.ar@aol.com

Anuncios

Comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s