El drenaje de divisas del Banco Central no se detiene y presiona al tipo de cambio

Reservas y tipo de cambio

Por Diego Acevedo. Los cambios económicos y políticos de las últimas semanas no logran revertir el deterioro de las arcas del Central. Se da en un contexto de fuertes restricciones al dólar y aceleración de la tasa de devaluación. A pesar del cepo la entidad monetaria perdió U$S 2.433 millones en noviembre.

Se fue Marcó del Pont del Banco Central luego de decir que había que bajar la inflación y conseguir los dólares que faltaban y en su lugar entró Fábrega como presidente de la entidad. Lorenzino también presentó su “baja” como ministro de Economía y su cargo lo ocupó Axel Kicillof, que hasta hace poco era el viceministro. Moreno, el hombre duro del gobierno presentó su renuncia y ahora trabajará como agregado económico en la embajada argentina que se encuentra en Italia. Jorge Milton Capitanich remplazó a Abal Medina como jefe de Gabinete.  Las medidas económicas tomadas luego del cambio, como el impuesto a los autos de lujo o el recargo al dólar turista del 35% no frenan la salida de dólares, solo son un parche para que la situación no empeore. Marcó del Pont antes de irse dijo que no había ningún plan para acelerar la devaluación, “No tenemos ningún plan para acelerar la devaluación”. Esto parece que quedó archivado con las nuevas autoridades, el dólar pasó de $ 6 a $ 6,24 en poco tiempo. La devaluación anualizada marca un 50% a futuro de seguir la tendencia actual. (Ver infografía)

Dólares y reservas. La tasa de devaluación se acelera.

Desde que asumió Cristina su segundo mandato el 10 de diciembre de 2011 a la fecha, el dólar no paró de subir. $ 4,28 y $ 6,24 respectivamente, una variación del 45,87% en un lapso de dos años.

Dólar Cristina

La devaluación oficial (26,74%) en 2013 supera a la tasa de inflación y fue acompañada de un fuerte retroceso de las reservas internacionales. Si la comparación se hace contra diciembre de 2012, la caída es aproximadamente de 15.000 millones de dólares (32,86%). Es decir U$S 45.397 (07/12/12) contra U$S 30.483 (06/12/13).

El 2013 fue el peor año de la década en materia de reservas, en promedio se fueron 1.135 millones por mes, 75%  de esa caída está explicada por el pago de deuda según Marcó del Pont. La dinámica decreciente comenzó en 2011, los saldos positivos se terminaron en 2010 y fueron seguidos de rachas negativas: U$S 4.222 (2010); U$S -5.814 (2011); U$S -3086 (2012) y U$S -12.491.

Reservas en la mira

  • La consultora Ecolatina en su último informe advierte que las reservas reales (netas) están en 17.500 millones, cálculo que sale de descontar los depósitos de privados y préstamos de los otros bancos.
  • Un estudio que mide la relación entre RESERVAS/PBI en 170 naciones, la Argentina ocupa el puesto número 136 del ranking internacional con 8.4% respectivamente. Datos de Fundación Mediterránea/IERAL.
  • Luego de la reforma a la Carta Orgánica del Banco Central los pesos de la economía tienen menos respaldo y han ido a cubrir el creciente déficit fiscal. Emisión, cepo y más devaluación.

Los datos del 2013 muestran fallas en la estrategia del cepo: no se acumulan reservas (cae el stock de divisas) y se imprime un mayor ritmo de devaluación de la moneda local en un contexto donde la demanda oficialmente está restringida. La aceleración de la devaluación tendrá un correlato en los precios, más tarde o temprano. Un círculo vicioso que se retroalimenta y debilita al Banco Central como “guardián” de la moneda.

RESERVAS-BCRA-2013

La caída se puede profundizar aún más en el mes de diciembre, en solo 4 días se fueron 620 millones. El recargo a los gastos en el exterior del 35% solo blanquea la devaluación de manera parcial como lo fue el Cedin y el Baade en su momento. La depreciación del peso a futuro encarece proporcionalmente el precio del dólar turista y presiona al “blue”. En criollo significa que si sube el dólar oficial, también lo hará el turista.

Esperando la devaluación

Dólar futuro/Rofex

Las minidevaluaciones diarias que van de los 2 a 3 centavos por día, por un lado incentiva a los importadores sobrestockearse; comprar y adelantar todo lo posible porque ven que el dólar sube todos los días y a los exportadores del agro a retrasar las liquidaciones esperando un aumento del tipo de cambio, es decir obtener más pesos por los dólares liquidados. Capitanich había acusado a los productores sojeros de especular con la liquidación, “Un titular de estos días decía respecto a esto que hay 6.300 millones de dólares en concepto de soja no liquidada”, afirmó el funcionario.

Brecha cambiaria y minidevaluaciones que generan distorsiones. Sobrefacturación de importaciones por un lado y subfacturaciones de exportaciones por el otro, sumado a la creciente factura energética y turística combinado con la apreciación cambiaria van limando el superávit comercial. Sobran pesos, se van los dólares y nadie quiere desprenderse de ellos porque cada vez valen más en Argentina mientras las reservas se desploman. Un esquema insostenible en el tiempo. Una buena síntesis es la que hizo el economista Miguel Bein sobre las reservas: “Finales abruptos de procesos en la Argentina sólo hay cuando te quedás sin reservas. Anotá eso y no te vas a equivocar nunca. Cuando vos te quedás sin reservas en el Banco Central, se terminó tu gobierno. Aunque tengas 20 economistas en tu equipo económico.”

Diegoacevedo.ar@aol.com

09/12/2013

Anuncios

Comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s