Matrix y la máquina de la inducción

Matrix y la dama de rojo. Foto.La mujer del vestido rojo. Extracto de Matrix.

Karl Popper hablaba en CONJETURAS Y REFUTACIONES sobre una máquina basada en la inducción, la cuál nos permitiría obtener resultados exactos basados en la repetición, pero estos resultados estarían predeterminados por nosotros, siendo los constructores de esta máquina. Como sucede en Matrix dónde el comportamiento de los agentes ya está preestablecido dentro de la norma del sistema general.

Extracto de CONJETURAS Y REFUTACIONES

Podemos considerar la idea de construir una máquina de inducciones. Colocada en un “mundo” simplificado (por ejemplo, un mundo de series de fichas coloreadas), esta máquina, mediante la repetición, puede “aprender” y hasta  “formular”  leyes  de  sucesión  que  sean  válidas  en  su  “mundo”.  Si  pudiera  construirse  tal máquina (y no tengo ninguna duda de que esto es posible), entonces, puede argumentarse, mi teoría debe  ser  equivocada;  pues  si  una  máquina  es  capaz  de  realizar  inducciones  sobre  la  base  de  la repetición, no puede haber ninguna razón lógica que nos impida hacer lo mismo.

El  anterior  argumento  parece  convincente,  pero  es  equivocado.  Al  construir  una  máquina  de inducción,  nosotros,  los  arquitectos  de  la  máquina,  debemos  decidir  a  priori  lo  que  constituye  su “mundo”;  qué  cosas  se  tomarán  como  similares  o  iguales;  y  qué  tipo  de  “leyes”  queremos  que  la máquina sea capaz de “descubrir” en su “mundo”. En otras palabras, debemos insertar en la máquina un esquema que determine lo que va a ser importante o interesante en su mundo: la máquina tendrá principios “innatos” de selección. Los constructores habrán resuelto ella los problemas de semejanza, con lo cual habrán interpretado “mundo” para la máquina.

VIDEO – MATRIX (La mujer del vestido rojo)

“Matrix es un sistema, Neo. Ese sistema es nuestro enemigo. Pero cuando entras ¿a tu alrededor qué ves? Hombres de negocios, profesores, abogados, carpinteros. Son las mentes de los mismos que intentamos salvar. Pero hasta que no lo hagamos, siguen formando parte de ese Sistema y eso hace que sean nuestros enemigos. Tienes que entender que la mayoría de ellos no están preparados para ser desenchufados. Y muchos están tan habituados y dependen tan absolutamente del Sistema, que lucharían para protegerlo. ¿Estabas escuchándome, Neo? ¿O mirabas a la mujer del vestido rojo?”

Foto de presentación de bienvenidosalarealidad02

Anuncios

Comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s