Reforma al BCRA: El Gobierno podrá usar más reservas (2011)

Un fin formal al “uno a uno”

BCRA

Por Diego Acevedo. NOTA DE ARCHIVO (2011). 

Ejecutivo y el Central en una misma sintonía. El proyecto promueve eliminar el rasgo netamente financiero heredado de la Ley de Convertibilidad.

En la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso Nacional, Cristina Kirchner envió un proyecto de ley para reformar la Carta Orgánica del Banco Central de la República Argentina y ponerle un fin formalmente a la Ley de Convertibilidad.

Así ya no será obligatorio que los pesos circulantes tengan un 100 % de respaldo en reservas internacionales (dólares, oro y otras monedas extranjeras). La ley de la década del 90 establecía que la base monetaria del país estuviera 100 por ciento respaldada con el “dólar”, por lo tanto no se podía emitir más allá de las reservas que tuviera el BCRA en su poder. Con la reforma, el nivel óptimo de reservas de libre disponibilidad será determinado por el directorio del Banco Central, lo que amplía el margen del oficialismo para usar más recursos financieros.

El Proyecto le otorga un papel central al BCRA en la economía real ya que estará destinado a regular y orientar el crédito -fijar tasas de interés, comisiones, encajes, etc.-; regular el sistema financiero de manera tajante para evitar crisis; y protección a los clientes del sistema bancario. Se le asegura más control y coordinación con la economía productiva, no obstante, el proyecto no puede subsanar al de Entidades Financieras propuesto por Carlos Héller, que el oficialismo enterró ese día diciendo que no era necesario en este momento. La Ley actual del sistema financiero nació con la última dictadura bajo la mano de José Alfredo Martínez de Hoz (1977).

Con el proyecto aprobado deberá sumar dos objetivos, al ya existente de preservar el valor de la moneda. Deberá garantizar la estabilidad financiera y promover el desarrollo económico con equidad social.
Reforma y más uso de reservas

La modificación la Carta Orgánica seria la oficialización del uso de reservas para el pago de deuda y otros proyectos productivos, cosa que sucedió anteriormente. Ya que no es la primera vez que el kirchnerismo usa las reservas internacionales para cancelar deuda externa o privada, como los BODEN 2012, un “producto” del corralito del 2001. Seria formalizar algo que se viene dando.
La Ley de Convertibilidad le ponía un límite al Gobierno para el uso de reservas de libre disponibilidad, ya el año pasado en Economía avisaron que las reservas no alcanzaban para cancelar un vencimiento previsto para el 2012 de u$s 5.674 millones y que podrían usar otras cajas. De esta manera se elimina esa restricción formal y el Ejecutivo encontraría los mecanismo legales para disponer de esos fondos y evitar trabas.

Qué significa este nuevo régimen:

*El peso contaría con menos respaldo de divisas internacionales, ya que se cambia el esquema de respaldo.

*Más flexibilidad para inyectar pesos en el mercado.

*Las reservas podrán ser usadas para cancelar deuda o destinada a financiar proyectos.
El oficialismo deberá darle un uso prudente a las reservas y controlar la inflación al mismo tiempo. No nos olvidemos que nuestra moneda arrastra un pasado inflacionario y que cambiamos 5 veces de moneda, un uno seguido de trece ceros. Por lo tanto el Banco Central debe preservar el valor de la moneda para evitar otro cambio monetario consecuencia de una crisis de confianza.
diegoacevedo.ar@aol.com

Publicado en Comunicacion Popular (04/03/2012).

Anuncios

Comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s