Otra vez el dólar es noticia

 Alerta amarilla sobre el dólar

"No habrá devaluación"

Por Diego Acevedo

Un nota publicada en Revista Aire el 05/08/2012 sobre el dólar llamada “Dudas sobre el futuro del dólar”, dio cuenta de los problemas que podían venir en materia cambiaria. 

El paso del tiempo confirmó lo que venía escribiendo: En ese momento dijeron que no habría devaluación o “algo raro” sobre el dólar y desmintieron un desdoblamiento del mercado cambiario, “no habrá shock”. Lo cierto es que en 2012 la tasa de devaluación llegó al 14% con un dólar a $ 4.92 y una expansión de los mercados paralelos, ya no solamente al dólar sino también a otras divisas como el euro. La prohibición oficial mediante una resolución del Banco Central para atesoramiento aceleró las expectativas de devaluación del peso y estimularon aun más la demanda de moneda extranjera.

Las restricciones a las importaciones tuvieron sus consecuencias: En el lado de la balanza comercial se alcanzó un superávit comercial de 12.663 millones de dólares mientras qué, en el nivel de ocupación hubo un parate en la actividad económica que aceleró la pérdida de empleos. La “pesificación” del mercado inmobiliario impactó negativamente en los negocios, aunque no fue el único sector de la economía castigado por las restricciones cambiarias de un país que venía creciendo a tasas chinas. La desaceleración de la economía fue fuerte en 2012, de 8 puntos bajó abruptamente a 2 puntos y para algunos analistas la economía argentina llegó al punto de crecimiento apenas.

La alerta amarilla sobre el dólar continuará. En 2013 seguirá siendo noticia, las reservas pasaron el piso de los U$S 43.000, mientras el dólar oficial sube en sintonía con el “blue” que ya cerró en $ 7.25. Ignorar lo que pasa en el mercado de cambios tiene un costo, el poder de fijación que tiene el “blue” daña a la economía encareciendo otros bienes y recalentando la inflación. La dolarización mental de los argentinos es difícil de desterrar sobre todo cuando la moneda local sigue perdiendo valor; en los países limítrofes el peso argentino continúa devaluándose. Algo que no pasaba desde hace mucho tiempo, el problema radica que ésta distorsión en el tiempo termine con una devaluación de la moneda y un ajuste brutal como hace muchos años: Rodrigazo, la hiperinflación alfonsinista o la crisis de 2001.

Liberar el mercado de cambios sin un plan integral que inspire confianza y con reservas a la baja puede ser muy peligroso para la economía en su conjunto.

Diegoacevedo.ar@aol.com

Anuncios

Comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s