Argentina 2013: Pronostícan que el dólar llegará a los 6 pesos

Devaluación “oficial” del 20%

Evita por Franklin

Por Diego Acevedo

En 2012 la tasa de devaluación alcanzó el 14% y muestra un cambio en la política monetaria del BCRA. Adelantan que para el 2013 la devaluación del peso argentino alcanzará en promedio el 20%. El dólar oficial llegará a los 6 pesos y le pondrá más presión al “blue” que ya cerró por arriba de los 7 pesos.

Los controles a la divisa norteamericana que terminaron en un cerrojo al mercado de cambios no impidieron que la depreciación del peso siguiera su curso y acompañara a la tasa de inflación, aunque siempre por detrás de ésta. Así la tasa de devaluación alcanzó el 14% y la de la inflación rondó los 25 puntos, el 2012 cerró con un dólar oficial cercano a los $ 5 y un dólar paralelo, o “blue”, a $ 6.50 en promedio.

La inflación sigue su curso y deteriora la competividad por eso la estrategia del BCRA ahora es que el dólar se vaya deslizando más rápido a un valor alto, de modo que acompañe a la tasa de inflación. Evitar la apreciación es el objetivo. Si bien la política cambiaria es una herramienta para direccionar el destino de la macroeconomía, un dólar barato favorece las importaciones y el consumo, mientras que uno caro las aleja y fomenta el consumo local –aunque se pague más caro internacionalmente- con trabajo nacional, aunque no garantiza el nivel de empleo en su conjunto.

Un dólar más caro para el 2013

Los pronósticos optimistas hablan de una devaluación del 16 al 20 por ciento mientras que los más negativos de un 40%, posicionando al dólar oficial en torno a los 7 pesos.

  • Para  la consultora Elypsis, que dirige el economista Eduardo Levy Yeyati, el dólar será un 20% más caro, llegando a los $ 5.90 para el 2013.
  • La consultora de Orlando Ferreres, OJF y Asociados pronostica un dólar a $ 5.60 para diciembre de 2013.
  • Bein y Asociados, la consultora del economista Miguel Bein prevé una devaluación del 19% con un dólar a $ 5.83.
  • Ecolatina, según aparece publicado en el diario PERFIL, estima una devaluación de entre el 18 y 20%. La consultora Abeceb calcula que será de “entre 14 y 16%, en línea con una tenue pero sostenida aceleración del ritmo depreciatorio de los últimos años”.
  • Rofex, el mercado de futuros más importante de Argentina marca la cotización del dólar futuro a $ 5.89 para noviembre de 2013
  • Un pronóstico sombrío que publicaron los grandes bancos de inversión sobre Argentina hablan de una fuerte devaluación.

 Merrill Lynch, Bank of America, Morgan Stanley y Credit Suisse coincidieron que la Argentina tendrá su “Aterrizaje forzoso”. Dólar a 7 pesos, recesión, 30% de inflación, fuga de capitales y caída abrupta de los depósitos en pesos y dólares. Para el 2013 descuentan que habrá una fuerte devaluación de la moneda y que el crecimiento del PBI será un “dibujo”. El banco Morgan Stanley que es muy crítico de la situación argentina recomienda ahora invertir en España, a pesar de la grave crisis que vive actualmente. El Banco Itaú dijo: “Sólo florece la incertidumbre”, “la economía continúa desacelerándose y la tasa de aprobación del Gobierno cae”. “Aún con políticas fiscales y monetarias expansivas para reactivar la demanda, el crecimiento es muy decepcionante”.

En todos los análisis dan por descontado que habrá una devaluación del 20% de la moneda respecto a la divisa norteamericana, la flotación administrada del tipo de cambio en estos últimos doce meses despegó y se aceleró respecto a otros años -exceptuando la crisis internacional de 2009 dónde la devaluación del peso fue del 27 por ciento- de la era K. La perfección del cepo cambiario no impidió que las reservas siguieran cayendo, la sangría continúo pero a un ritmo mucho menor, como se puede observar en el siguiente gráfico:

A finales de enero de 2012 el stock de reservas era de 46.594 millones de dólares y para principio de este año ya se encuentra en los 43.232 millones de dólares. Una caída de más de 3 mil millones. La fuga de capitales en el corto plazo se frenó por las restricciones cambiarias, no obstante, la desconfianza sigue latente y la caída de los depósitos en el sistema bancario roza el 50%.

Las distorsiones en el mercado de cambios dieron origen al florecimiento de múltiples dólares y a un mercado negro. El dólar tarjeta, el contado con liqui o fuga, el “blue” o el dólar “importador”. Son solo algunas de las variantes que cobró la moneda extranjera tras el cepo oficial.

El mercado ya hizo la devaluación de la moneda argentina, por ejemplo, en los países limítrofes el peso se depreció fuertemente llegando a más del 40 por ciento en sintonía con el mercado “libre” local. En 2013 el peso seguirá perdiendo valor, la depreciación seguirá su curso motorizado por una inflación alta y una oferta de divisas que se vuelve insuficiente para aplacar la creciente demanda de dólares. Si el Gobierno quiere mantener las expectativas de devaluación del peso dentro de un rango aceptable, deberá poner todos los dólares en la mesa para restablecer la confianza del peso que está duramente castigado –por la inflación y el aumento nominal del dólar-. Recordemos que cuando hay menos dólares en el Banco Central el precio sube naturalmente. La oferta y la demanda juegan un papel importante en el mercado de cambios que no debe ser ignorado. Devaluaciones sucesivas del peso para fomentar la competividad no son gratis y tiene un costo que se traduce en un aumento sostenido y generalizado del nivel de precios en los bienes y servicios de la economía o lo que se llama comúnmente inflación.

La política cambiaria está entre la espada y la pared, una devaluación aceleraría el ritmo de inflación mientras que mantener el tipo actual agravaría la competividad con un impacto en el nivel de empleo y actividad económica.

Diegoacevedo.ar@aol.com

Anuncios

Un Comentario

  1. Sarita

    Igual no nos olvidemos que los “pronósticos” muchas veces no están sentados sobre bases firmes ni empíricas (tampoco son garantía de nada los académicos ), y tienden a condicionar el rumbo de las cosas, especialmente cuando de generar pánico en las clases media, media-alta y alta se trata. Recuerdo que cuando ganó CFK con el 54% de los votos de los argentinos, un domingo, al día siguiente; el lunes siguiente el dólar se había disparado: los mismos que la habían votado (y los que no) de estos sectores que menciono, al día siguiente -reitero- entraron en pánico por motivación de los medios opositores, y compraron compulsivamente divisas para poder especular, justamente, bajo la consigna de “crece la inflación”. Y esos mismos sectores fueron los que por la propia paranoia auto-inducida, modificaron el valor del dólar.

    Me gusta

Comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s