“No habrá devaluación”

Dudas sobre el futuro del dólar

El dólar bajo un candado oxidado

Por Diego Acevedo

Las ideas y vueltas que dio el Gobierno en materia cambiaria marcaron el rumbo económico en los últimos meses, los controles graduales del dólar hasta el total bloqueo de la adquisición de moneda mostró la necesidad del oficialismo por acaparar todos los billetes del mercado para el pago de deuda externa. Qué puede pasar con el dólar.

El giro que dio Cristina Kirchner tras ganar las últimas elecciones dejo a muchos desorientados, incluso a sectores de la sociedad que la habían votado. La libre disponibilidad de dólares en octubre fue remplazada por un cepo que se fue perfeccionando hasta volverse en un candado de máxima seguridad. Ver cronología de las restricciones. Actualmente, por una disposición del BCRA está prohibido para atesoramiento y solo se permite adquirir moneda extranjera para realizar viajes al exterior y para el pago importaciones, aquéllas que puedan superar el cerco.

 Las restricciones a las importaciones también fueron en la dirección del control de cambios: la apreciación cambiara motorizada por una inflación alta estaba deteriorando la competividad de la economía argentina, por lo que las impo venían creciendo a un ritmo del 40 % anual. Las restricciones indiscriminadas  impactaron el nivel de actividad provocando una desaceleración, ya que mucho de los insumos necesarios para el complemento de la industria son de origen extranjero. Es imposible que un cierre total tenga como contrapartida una sustitución inmediata. El sector de la construcción también sufrió los coletazos del dólar –es un mercado que siempre estuvo dolarizado, aunque los insumos y la mano de obra se pague en pesos- impactando en nivel de actividad de manera fuerte, se contrajo un 8,8 por ciento interanual en mayo. Se anota como la peor caída en 10 años.

 

El cepo cambiario tiene 2 objetivos claros:

1)      Pagar la factura de una mala política energética de estos últimos años; la balanza energética el año pasado mostró un déficit cercano a los diez mil millones de dólares, y en 2012 se prevé gastar entre 12 y 14 mil millones, aunque podría ser menos si la economía sigue desacelerándose.

2)      Pagar la última cuota del “corralito” bancario, una deuda originada en la crisis de 2001 y deuda externa. En total suman 5.716  millones de dólares.

 

Conteo oficial  

“Faltan 19 días para pagar el corralito, sin deuda somos más libres”, muestra el tablero digital en la web del Ministerio de Economía y en el twitter oficial de Lorenzino, Ministro de Economía. El BODEN ronda los 10.330 millones de pesos (2.281 millones de dólares).

 

Los efectos del cepo cambiario

Fuga Depósitos. Cayó 40 por ciento los depósitos en dólares, en octubre había un monto cercanos a los 15 mil millones de dólares; hoy, hay 8.960 millones  de dólares en los bancos. Se fueron aproximadamente 6 mil millones. La salida de depósitos continua, aunque viene bajando el monto.

Fuga de capitales. Se desaceleró por el candado aunque la contrapartida de esto fue la caída depósitos en dólares del sistema financiero.

Derrumbe en la construcción. Las operaciones de compra y venta de inmuebles que se venían realizando en moneda extranjera se fueron paralizando de una manera tímida y después brusca. La reducción progresiva para adquirir moneda extranjera hasta la “pesificación” de facto en el sector impactó negativamente.

Nacimiento del mercado negro del dólar. La prohibición oficial por adquirir un bien da nacimiento a un mercado paralelo. Así el dólar tiene tres variantes; el blue, el oficial y el contado con liqui. El dólar que se comercializa de manera ilegal en las cuevas financieras llegó a los  $ 6.17, mientras que el dólar “fuga” rondó los 7 pesos.  Si bien es un mercado reducido respecto al que mueve el oficial, tiene poder de fijación –mas conociendo la historia argentina- que alteran los precios locales. Algunos sectores de la economía ya empezaron a fijar precios con referencia al dólar blue, alterando de esta manera la estabilidad de precios.

Desaceleramiento de la economía. Los controles excesivos al dólar, el bloqueo casi total a las importaciones y los recortes drásticos a los subsidios –qué después se frenaron- provocaron una brusco freno de la actividad económica. Además la recaudación bajo en comparación con nivel de inflación. Así el Gobierno tomo medidas inadecuadas que no ayudaron en nada en un contexto de crisis internacional, aunque todavía el mundo  nos juega a favor; ya que la soja está en torno a los 600 dólares, la tonelada.

El futuro del dólar

Sectores cercanos al oficialismo niegan una devaluación de la moneda, hasta la propia Cristina Kirchner dijo “No habrá shock”, descartando así cualquier depreciación brusca de la moneda local. No obstante, con estas medidas que implemento el Gobierno en materia cambiaria introdujo dudas en el mercado.

¿Qué pasará cuando se levante el cepo?

 ¿Será gradual?  

¿Cómo saldrá del laberinto que el propio Gobierno creó?

Circulan versiones que después del pago del BODEN se levantaría el cepo cambiario.

El Gobierno instaló la idea de que los dólares se acabaron –todavía tenemos las reservas suficientes- provocando un efecto negativo en el mercado. Esto claramente elevó la demanda de la divisa extranjera, porque al estar prohibida durante este tiempo los agentes  económicos van a buscan aun más el dólar. El dólar fuga y el paralelo está mostrando las distorsiones de un mercado oficial en el cual es imposible es adquirir ese bien a dicho precio. En el mercado oficial se está viendo micro-devaluaciones del peso con respecto al dólar para contrarrestar los efectos de la apreciación cambiaria producto de una inflación alta de estos últimos años, que ronda el 25 por ciento.

Después del pago de deudas, las reservas se van a ver golpeadas, de las arcas del Central saldrán aproximadamente 6 mil millones de dólares. El dato favorable son los ingresos extraordinarios que van a ingresar del complejo sojero por el precio sideral de la soja.

“No habrá devaluación”, “no habrá shock”, son las palabras que se esgrimen en el circuito del oficialismo. Hay que recordar que en la década del 90 Cavallo también salía a defender con uñas y diente la Convertibilidad – un peso, un dólar- desmintiendo todo tipos de rumores. Por eso no se puede seguir con un atraso cambiario todo el tiempo, pero es más peligrosa la maxidevaluación que piden los voceros del establishment económico, liberando el dólar totalmente. Con una economía recalentada y precios a la alza, es claramente inflacionario con impacto negativo en los salarios reales, deteriorándolo aun más.

Más allá de eso, hay señales amarillas que indican que la economía no está funcionando bien y no se puede hacer como si no pasara nada, tarde o temprano te llega la factura.

Diegoacevedo.ar@aol.com

Anuncios

  1. Pingback: Otra vez el dólar es noticia « A360 Grados
  2. Pingback: Anónimo

Comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s